viernes, 27 de noviembre de 2009

Sobre nombres

El viernes que viene ya lo sabremos... Me llamaron ayer del hospital, para hacerme la ecografia de las 20 semanas, y bueno, aunque la espera se ha hecho larga, ya lo tenemos ahí!.

Nada más supimos que íbamos a ser papás, empezamos a decidir nombres. Pero nuestros gustos eran tan diferentes que decidimos dejarlo hasta que supiéramos el sexo ¿para que discutir dos veces si al final sólo necesitábamos hacerlo una?. Y así se quedó.

Mis nombres para niña: Noa, Lúa, Valeria, Sara...
Mis nombres para niño: Guillem, Airam, Kike...

Sus nombres para niña: Gabriela, Vanessa, Vania...
Sus nombres para niño: Michel, Robson, Brito...

(De los suyos me acuerdo los más normales, aunque en aquellos días ambos dijímos muchisimos más).

¿Que pensáis vosot@s? ¿Que nombres habéis puesto o pondriáis a vuestro hijos?. Dadme ideas!.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

¿Qué le ha pasado a Kanak?

Desde que descubrí Kanak, frente a mí se abrió un mundo de posibilidades. Me encontraba en la línea que separa las tallas "normales" de las tallas "grandes". Mis días de compras terminaban muchas veces en rabia y frustación, sólo quería vestir moderna, verme bonita, una tarea que para mí, en aquellos días, resultaba muy difícil. Pero Kanak me dio la oportunidad de verme sexy, juvenil y hasta de sentirme mejor conmigo misma (ver modelos guapisimas que hasta usan más talla que tú, hace que te aumente la autoestima).

Pero hay un pero. Claro. No me gusta la última colección!. No sé si es cosa mía, pero he visto el catalogo mil veces y no hay nada que me llame la atención especialmente, y lo que me gusta, me parece que son prendas muy parecidas a otras de temporadas pasadas, o copias de vestidos tipo Desigual y similares. No he ido a la tienda a probarme nada, quizá haya sido ese mi fallo, no sé.

Y vosotras... ¿Que opináis?, ¿creéis que kanak a cambiado?, ¿quizá ahora tiene más competencia a precios más asequibles y por eso no es tan imprescindible?, ¿habéis comprado algo de la nueva temporada?.

Y bueno, en el mismo asunto, Noemí Frías es una chica guapisima, eso de maquillarla como a un pallaso... No coment.

viernes, 20 de noviembre de 2009

Cositas para ponerme guapa


Llegó mi pedido de Oriflame. Como podéis ver en la foto, voy a llevar los labios muy bonitos; dos barras en tonos marrones y dos barras con brillo, una marrón y otra de tono rosado (estás últimas son permanentes, ayer lo llevé toda la tarde y se mantuvo perfecta). No hay cosa que me de más rabia que levantarme temprano para maquillarme un poquito y que el primer vaso de agua se lleve todo mi esfuerzo!!!

También hay en la foto una máscara de pestañas negra, muy normalita. Un perfilador negro, básico. Y unas muestras de mascarilla para el pelo. Ya os cuento cuando las pruebe.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Mi pequeña rompecorazones



Hoy estaba en el parque con mi niña, y he coincidido con otra mami de la clase. No suelo hablar mucho con la mayoría de ellas, pero esta en concreto, es muy agradable. Me ha contado que su niño esta enamorado de la mia. Así tal cual. Dice que por la noche, antes de dormirse, siempre le dice cosas como "...hoy Cora estaba preciosa..." o "mama, es que yo la quiero de verdad...".

Me ha parecido tan tierno...

Mi niña siempre me cuenta que este o aquel niño quiere ser su novio (supongo que están en la edad), pero que ella no quiere a nadie, lo tiene claro.

Y la verdad, ojala me equivoque, pero como nos ha pasado a todas, pienso que después será ella la que sueñe con más de uno.

lunes, 16 de noviembre de 2009

Dieta

La semana pasada estuve en la matrona, y la verdad, que me he pasado... Con cuatro meses y medio de embarazo ya he engordado cinco quilos. Con Cora no engordé nada en los primeros meses, al final me puse encima once quilos, pero fueron los últimos meses, lo que quiere decir que sino empiezo a cuidarme de aquí a abril voy a llorar mucho jeje. Aunque ya os digo yo que entonces no tenía el hambre que tengo ahora!

No me ha puesto a régimen, pero me ha dado una lista de alimentos, con cantidades. Y la verdad es que es mucha comida, pero claro, prohibido dulces, chocolates, bollería...

Al día puedo comer:

- 3 a 5 raciones de leche (incluye queso fresco o curado).
- 1 ración de pasta, arros o patatas (200 gr).
- 3 a 4 raciones de unos 50 gr de pan.
- 1 ración de carne, pescado o huevos.
- 5 raciones de fruta o verdura.
- 2 raciones de verdur cocida.
- 5 o 6 cucharas de aceite de oliva.

Mi fallo; me encantan los cereales en el desayuno, pero también la pasta. Y si mi niño me pone un plato enorme de macarrones yo me lo como, por no hacer un feo jeje (bueno, a mi en casa me enseñaron a que no se tira la comida). Y estas dos cosas son incompatibles, debería decidir...

Ya os cuento si me porto bien.

domingo, 15 de noviembre de 2009

El castillo de arena


Erase una vez una niña, que era la princesa de su propio castillo de arena. Nunca tuvo demasiado (como los niños de ahora), aunque tampoco le faltó de nada. En aquellos tiempos no necesitabas tener en casa tu propia tienda de juguetes, porque salias a la calle y con cuatro piedras y unas hojas montabais un enorme mercado.

Tenía una familia que la adoraba, tres hermanos mayores que hasta eligieron su nombre, y un montón de buenos amigos, ¿que más podía pedir?. Mucha niñas, con más, sentían que tenían menos.

Pero ella, se miraba al espejo y se veía fea, se veía gorda. Sobretodo en los años en que dejó de ser tan niña y se hizo mujer.

Conoció algunos chicos que le dijeron que no era tan fea, que no era tan gorda. chicos que la quisieron; un poco más, algunos menos, todos sabemos como funciona.

Nuestra niña creyó las palabras de algunos y se ponía un lindo pintalabios para salir a pasear. Frente al espejo, se sentía princesa, aunque después frente al mundo se veía madrastra.

Recordaba cuando algunos niños, en el colegio, la llamaban "Gorda", ¿como hay palabras que duelen tanto?. Recordaba también como se sentía, cuando salía de casa con una nueva camiseta, ajustada, hermosa, y con la cabeza bien alta, y la sensacion que le producían ciertas miradas extrañas, que le obligaban a bajarla. Y lo pequeña que se volvía en aquellos instantes.

A veces, llegaba a ser tan pequeña que decidía no comer, otras, comía todo lo que la cabía en el estomago, para después devolverlo. Aunque las más, comía todo lo que su cuerpo podía soportar y se lo guardaba.

Así nuestra niña subía y bajaba de peso rápidamente, como una peonza, eso sí, siempre Gorda.

Gorda y fea fue creciendo. Se enamoró, desenamoró, volvió a enamorarse; ya saben, como todas las princesas.

Llegó un día en que la princesa tuvo una princesita más pequeñita, y aunque no había ningún principe para protegerla, la princesa grande descubrió que no le hacía falta, que ya no tenía miedo a nada.

Y pasó el tiempo y su princesita cada día era más bonita. Y la gente al mirarla siempre le decía "que guapa que es, se parece a ti", "que niña más linda, tiene tu cara"...

Y la princesa grande miraba a su niña y se preguntaba, ¿como va a ser igual que yo, si mi niña es preciosa, y yo soy gorda y fea?.

Pero nuestra princesa un día abrió los ojos. No porque nadie le dijera que fuera guapa, no lo hubiera creído nunca, o porque opinaran que su niña tenía su misma cara. No, no fue por eso, nuestra princesa abrió los ojos porque se dio cuenta de que no importaba lo que pensara el mundo, que la única persona que tenía que verla hermosa era ella misma.

Y así, nuestra princesa empezó a quererse, unos días más, otros menos, con dos quilos arriba o dos abajo. Pero siempre ella, afianzando su castillo de arena.

jueves, 12 de noviembre de 2009

Un poquito sobre belleza

Días atrás estuve recordando una marca de cosméticos que me vendía una ex compañera de trabajo. De eso hacía al menos tres años, y sólo recordaba que eran cosméticos suecos. Así que estuve hablando con San Google, y encontramos lo que buscaba. La marca se llamaba Oriflame, vende productos naturales, tipo cosméticos, cremas, champú (que no han sido probados en animales), y complementos de belleza, bisutería, etc.

Lo que no sabía es que era tan sencillo comprar: Si conoces a alguien que los venda, puedes adquirirlos directamente a esa persona, pero sino, te puedes hacer socia. La idea es que te mandan la revista a casa, tú compras para ti, con un descuento (no muy grande, eso si), y a la vez puedes vender a familiares y amigos con el precio que sale en el catálogo (con lo que ganas el porcentaje de descuento que te hacen). No es para hecerse rica, pero son productos que ya probé y me gustaron, ahora cada tres semanas recibiré mi revista en casa y me pido lo que quiero :-D (A una le encanta eso de mirar catálogos).

Mi primer pedido fue de prueba: Un bolso y un collar a conjunto (rojo pasión). Y el kit de bienvenida (unas bolsas con pequeñas muestras de productos; vienen cremas, labiales y colonias. También una crema corporal y otra universal, tipo vaselina). Ahora ya estoy hojeando como loca el catalogo a ver que me compro.

Ah! Si alguna se anima a comprar, cuando te metes en su página web, te preguntan si conoces a alguien de oriflame, si no lo conoces te asignan a alguien al azar, para que te asesore. Así que si queréis podéis pedirme mi numero de socia y sería yo quien os aconsejaría en lo que necesitarais.





martes, 10 de noviembre de 2009

El día que me vestí de blanco...

Le he puesto este título al post, porque quien me conoce sabe que no es un color que utilizo muy a menudo, más bien al contrario. Soy una amante insaciable del negro, pero ya saben, ese día tocaba.





lunes, 9 de noviembre de 2009

Estar sin estar

Bueno niñas, sabéis que llevo unos meses estando, sin estar. Pero a partir de ahora quiero estar siempre, compartir con vosotras buenas y malas noticias, que a veces me cuesta tanto abrirme que hasta me hago daño...


Y aquí va una buena noticia que llevo tiempo callàndome. Voy a ser mama de nuevo!. Tengo ya una barrigota de cuatro meses, así que para el buen tiempo, habrá un nuevo miembro en mi familia (mi pequeña familia, como digo yo). Y estoy encantada. Hasta diciembre no sabré si es niño o niña, así que el nombre está aún en el aire. Sólo espero que no me pasé como con mi princesa, que se llamó EDEL en mi barriga y al final se quedó en CORA.

Tuve la primera ecografia días antes de la boda, en la que esperaba que me dijeran que eran gemelos o trillizos, ¡es que el hambre que tengo no es normal!. Pero no, sólo hay uno y con dos manos y dos pies (buena noticia). Así que soy oficialmente una glotona, que le voy a hacer.

Besitos.

domingo, 8 de noviembre de 2009

Empezando por mí.

Un poco de mi familia, de mis gustos, sobre belleza y maquillaje, algo de moda, cocina para principiantes y baile. Las cosas que me gustan, empezando por mí, claro.